Como se ha podido ir comprendiendo anteriormente, el término cáncer es muy amplio. Es un sinónimo de tumor maligno, pero con dicha palabra se engloban un grupo muy numeroso de enfermedades, más de cien diferentes, caracterizadas todas ellas por el desarrollo de células tumorales que se multiplican y dividen de manera anómala y descontrolada; pero que poseen distintos factores causales, evolución y tratamientos específicos. 


Agrupando los distintos tipos de cáncer en función de la localización anatómica del tumor primario/origen, podemos destacar los siguientes tipos:


Cáncer de mama

El cáncer de mama consiste en una proliferación descontrolada originada en las células del epitelio glandular de la mama.

Es el tumor más frecuente de las mujeres jóvenes en Occidente.

En España se diagnostican alrededor de 22.000 nuevos cánceres de mama cada año.

El 90% de los cánceres de mama se dan en mujeres, pero también pueden existir en el varón.

Es sumamente importante un buen estudio anatomopatológico para obtener el subtipo de cáncer de mama específico, de acuerdo a receptores hormonales (estrógeno y progesterona) y determinación de HER2.


El tumor de mama puede crecer de las siguientes maneras:

  • Crecimiento local.
  • Diseminación linfática (con extensión a los ganglios linfáticos, más frecuentemente axilares). 
  • Diseminación hematógena (con extensión a distancia, ya con metástasis a otros órganos por tanto)

Es muy importante lo primero un buen estadiaje del tumor, para un correcto abordaje terapéutico multidisciplinar.

En el caso del cáncer de mama precoz/local, el tratamiento es quirúrgico. Con cirugía conservadora de la mama o mastectomía, según tamaño y características del tumor, y realizándose siempre una valoración ganglionar axilar, con ganglio centinela, y en caso de ser éste positivo con linfadenectomía axilar. Tras el abordaje quirúrgico habrá que valorar a nivel oncológico la necesidad/indicación de tratamiento adyuvante (quiere decir tratamiento complementario) de radioterapia y quimioterapia y hormonoterapia.

En el caso del cáncer de mama localmente avanzado el tratamiento óptimo en líneas generales podrá ser un tratamiento neoadyuvante, es decir un tratamiento quimioterápico previo, a un posterior tratamiento quirúrgico.

En el caso del cáncer de mama metastásico, en líneas generales el tratamiento pasa por hormonoterapia, y tratamiento quimioterápico sistémico. La radioterapia en caso de tratamientos localizados, por compresión medular, dolor, sangrados...Y siempre el objetivo del tratamiento debe ser valorado muy individulizadamente, entre opciones de resección, y paliación.

Volver arriba

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón se origina en las células del epitelio que reviste el árbol respiratorio desde la tráquea al bronquiolo terminal más fino, y que revisten los alveolos pulmonares. El tabaquismo es el factor de riesgo principal íntomamente asociado a este tipo de cáncer.

Histológicamente hay dos tipos fundamentales de cáncer de pulmón. El cáncer de célula no pequeña, que incluye los subtipos epidermoide y adenocarcinoma; y el cáncer de célula pequeña o microcitico pulmonar.

Es muy importante lo primero un buen estadiaje del tumor, para un correcto abordaje terapéutico multidisciplinar.
Si nos encontramos ante un cáncer de pulmón localizado, de un estadio precoz, hay que valorar el intento de tratamiento quirúrgico por parte de los cirujanos torácicos. Dependerá de tamaño y localización del tumor, y del estado general y comorbilidades del paciente para una cirugía mayor de este tipo.

El objetivo de la cirugía es la extirpación total del tumor y de las estaciones ganglionares cercanas. Se puede realizar una extirpación del tumor mediante lobectomía (extirpar el lóbulo o lóbulos afectados) o mediante neumonectomía (cirugía para extirpar un pulmón en su totalidad).

En ocasiones los tumores son localizados pero no son quirúrgicos, y se puede valorar opciones terapeuticas radicales con quimioterapia y radioterapia concurrentes.

En el cáncer de pulmón metastásico el tratamiento debe ser tratamiento sistémico. El cáncer de pulmón metastásico es una enferemdad de mal pronóstico y supervivencia recortada. El objetivo del tratamiento no es curativo. Y las opciones de tratamiento deben ser bien con tratamiento quimioterápico con citostáticos convencionales, o con los tratamientos diana dirigidos de los que disponemos en la actualidad. Para lo cual es muy importante un análisis anatomopatológico completo, con el estudio de mutaciones de EGFR, de ALK, y otras en marcha.

Volver arriba

Cáncer de próstata

Es el segundo tumor en frecuencia en los varones, con más de 25.000 casos nuevos al año en España. Es un tumor íntimamente relacionado con la evolución de la glándula prostática, a partir de una hipertrofia benigna de próstata con años de evolución. Siendo así un tumor característico de paises occidentales y desarrollados, y de edades entre 60-80 años.
En los paises desarrollados, donde existen factores como el envejecimiento de la población, la obesidad, el sedentarismo...es importante el papel del screening en varones con PSA en sangre. Aunque a día de hoy se está postulando la no utilidad de dicho screening.

El tratamiento en el cáncer de próstata es muy indiviluaizado de acuerdo al tipo y estadio tumoral y a la edad y las características del paciente. 

Las opciones de tratamiento van desde la observación y vigilancia, pasando por cirugía, radioterapia, hormonoterapia, y hasta quimioterapia.

En el cáncer de próstata localizado el tratamiento de elección es el tratamiento quirúrgico, manejado por tanto por Urología.

En el cáncer de próstata avanzado el tratamiento debe ser un tratamiento sistémico. Si bien este tipo de tumor tiene un comportamiento particular y muy característico, siendo un tumor muy dependiente de hormonas – andrógenos, y en ocasiones con una lenta progresión, lo cual permite un manejo variado y prolongado. 

Debido a su evolución natural y características particulares, el papel del tratamiento hormonal en él es fundamental. Con deprivación androgénica, es decir con hormonas que consiguen dejar la testosterona sérica en niveles de castración (análogos de LHRH inyectables, y antiandrógenos orales). Y a día de hoy posseemos una gran revolución terapeutica a este nivel.

Es un tipo de cáncer donde el tratamiento con citostáticos convencionales puede reservarse un poco más en la secuencia terapeutica, o en pacientes de entrada muy sintomáticos o con importante componente de carga tumoral.

Volver arriba

Tumores digestivos

  • CANCER DE COLON Y RECTO.
  • CANCER DE ESÓFAGO
  • CANCER DE ESTÓMAGO
  • CANCER DE HÍGADO (HEPATOCARCINOMA)
  • CANCER DE PÁNCREAS
  • CANCER DE VESÍCULA BILIAR/VÍAS BILIARES (COLANGIOCARCINOMAS)

El tumor más frecuente de todos ellos es el cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal está aumentando de incidea en los paises occidentales y desarrollados. Llegando a estar situado en segundo lugar a nivel de hombres y mujeres en global, con casi 28.000 nuevos casos al año. En los varones se sitúa el tercero en frecuencia, por detrás de próstata y pulmón; y en las mujeres el segundo por detrás del cáncer de mama.
Se diagnostican sobre todo en una media de edad de 65-75 años, aunque también hay cánceres de colon a edades tempranas (30-40 años), estando estos más frecuentemente asociados a agregación familiar.

Es importante el screening poblacional y la vigilancia estrecha en familiares de primer grado (con sangre oculta en heces y colonoscopias).

La mayoría de los cánceres colorrectales aparecen sobre un pólipo existente en la mucosa de intestino grueso, que por diversas circunstancias evoluciona a tumor maligno.

Es muy importante lo primero un buen estadiaje del tumor, para un correcto abordaje terapéutico multidisciplinar. 

Siendo también muy importante un estudio anatomopatológico detallado, con estudio de inestabilidad de microsatélites y con estudio mutacional del status de Ras (éste último de cara a factor predictivo y de elección de tratamiento – anticuerpo monoclonal).

Ante un cáncer colorrectal localizado el tratamiento es quirúrgico. Y posteriormente a la cirugía, precisa una valoración oncológica, para valorar la necesidad/indicación de tratamiento quimioterápico o radioterápico adyuvante (complementario).
En el caso concreto del cáncer de recto, en ocasiones es necesario un tratamiento neoadyuvante (previo a la cirugía) con quimioterapia oral y radioterapia concurrente.

En el cáncer colorrectal metastásico el tratamiento de concepto es tratamiento sistémico con esquemas de quimioterapia, más anticuerpos monoclonales. No obstante en el momento actual el tratamiento del cáncer colorrectal ha experimentado un importante auge, y siempre el objetivo del tratamiento debe ser valorado muy individulizadamente, entre opciones de resección, y paliación. Pudiendo así obtener un subgrupo de los pacientes metastásicos clasificados como “potencialmente resecables”, y llegando a obtener supervivencias prolongadas, incluso se habla de 12-24 meses de supervivencia en algunos casos seleccionados.

Volver arriba

Tumores genitourinarios

  • CANCER RENAL
  • CANCER DE VEJIGA Y VÍAS URINARIAS (UROTELIO)
  • CANCER TESTICULAR

El tumor más frecuente de todos ellos es el tumor renal, antiguamente conocidos con el nombre clásico de hipernefroma.

Es muy importante lo primero un buen estadiaje del tumor, para un correcto abordaje terapéutico multidisciplinar.

En el caso de un cáncer de riñón localizado, el tratamiento de elección es el tratamiento quirñurgico, con nefrectomía bien parcial o total, según el manejo de Urología.

En el caso del cáncer renal avanzado, a día de hoy tenemos un importantísimo auge en opciones de tratamiento farmacológico oncológico, por lo que se ha conseguido mejorar mucho el pronóstico de este tipo de pacientes, y siempre el objetivo del tratamiento debe ser valorado muy individulizadamente, entre opciones de resección, y paliación. El tratamiento oncológico se basa en fármacos orales la mayoría, diana dirigidos, de manejo específico por el especialista en oncología Médica pero muy bien tolerados, y sin los efectos secundarios conocidos de los citostáticos convencionales.

Volver arriba

Tumores ginecológicos

  • CANCER DE OVARIOS
  • CANCER DE ÚTERO
  • CANCER DE CERVIX (CUELLO UTERINO)
  • CANCER DE VAGINA

El tumor más frecuente de todos ellos es el cáncer de ovario.

Es el sexto tumor por incidencia entre las mujeres, pero un tumor con importante peso a nivel clínico, y siendo muy frecuentemente diagnosticado en fases avanzadas. Lo cual es debido a su patrón de evolución, pues son tumores que surgen en la glándula ovárica, y que crecen de las siguientes maneras:

  • Por crecimiento local
  • Por diseminación peritoneal. El peritoneo es una membrana que reviste la cavidad abdominal y que recubre vísceras. Esta es una vía muy importante en este tipo de tumores, produciendo líquido ascítico e implantes peritoneales.
  • Por diseminación hematógena, es decir a través de la sangre, con la aparición de metástasis a distancia.

Ante las características especiales del cáncer de ovario, la cirugía es de elección para estadiaje, y tratamiento. En función de los hallazgos de la cirugía habrá que valorar la necesidad/indicación de tratamiento quimioterápico adyuvante (complementario), basado de manera estándard en platino y taxol.

Es sumamente importante que la cirugía sea llevada a cabo por un equipo quirúrgico con experiencia, pues la cirugía del cáncer de ovario es una cirugía mayor que debe ser reglada, mediante histerectomía, más doble anexectomía, más linfadenectomía (extirpación ganglionar), más toma de muestras a nivel de peritonea y líquido peritoneal. Y porque en casos complejos es posible la necesidad de cirugías de citorreducción de esfuerzo máximo, con extirpación de peritoneo o de estructuras afectadas por contigúidad en la cavidad abdominal.

En el caso del cáncer de ovario metastásico, donde la cirugía abdominal no vaya a tener ningún papel, el tratamiento basado en platinos y taxol es el estándard, y tiene un papel muy importante en este tipo de tumores la angiogénesis, con fármacos diana-dirigidos ante esta vía.

Volver arriba

Tumores del sistema nervioso central

Es importante discernir entre tumores primarios del sistema nervioso central (a los que nos referimos en este apartado), y metástasis cerebrales de otros tumores.

Son un tipo de tumores complejo, incluyendo una clasificación amplia, en función de la célula implicada en su génesis.
A nivel oncológico el tumor con más peso dentro de ellos son los gliomas de alto grado, especialemente el GLIOBLASTOMA MULTIFORM (GBM). Son tumores de muy mal pronóstico, y supervivencia limitada, sobre todo debido a que cuando comienzan a producir sintomatología y pueden diagnosticarse en muy frecuentes ocasiones no pueden resecarse en su totalidad.

El tratamiento de elección pasa por la resección quirúrgica por parte de Neurocirugía. Pero siempre ha de tratarse la resección máxima sin secuelas neurológicas en el paciente. Tras dicha cirugía es necesaria la valoración oncológica en cuanto a la indicación de tratamiento complementario/adyuvante.

En caso de tratarse de entrada de tumores no resecables las opciones de tratamiento oncológico se basan el radioterapia holocraneal más quimioterapia concurrente. El citostático por excelencia en este tipo de tumores es la temozolamida, que es un tipo de quimioterapia vía oral.

Volver arriba